Visita nuestro archivo

Los accidentes cerebrovasculares y la demencia son otros de los posibles efectos del exceso laboral, según la ciencia.

El exceso de trabajo (por caso, más de 55 horas semanales) podría ser un hábito nocivo para la salud, ya que de ese modo se incrementan hasta en un 40% de posibilidades de contraer una enfermedad cardíaca.

A esa conclusión llegó una reciente investigación científico, que comparó a esos trabajadores con los que suelen cumplir un lapso de entre 30 y 35 horas de trabajo.

En ese estudio, una carga laboral desmedida está asociada con un aumento en el riesgo de fibrilación auricular, el tipo de arritmia cardíaca más común. Esta afección, a la vez, podría generar más probabilidades de accidentes cerebrovasculares (ACV), insuficiencias cardiacas y demencia, problemas mayormente observados en aquellas personas que cumplen largas jornadas de trabajo.

“Las personas que trabajaron muchas más horas tuvieron mayores probabilidades de desarrollar fibrilación auricular, incluso después de ajustar los resultados a otros factores que pudieran influir en este riesgo”, Mika Kivimaki, director de esta investigación, llevada a cabo por un equipo del Colegio Universitario de Londres. Entre los condicionantes estudiados, sostuvo que se analizaron la edad, el sexo, la obesidad, la práctica de ejercicio físico, el nivel socioeconómico, el hábito tabáquico o el consumo de alcohol.

Para desarrollar la investigación, que tuvo un período de seguimiento de 10 años, se convocó a 85.494 mujeres y hombres británicos, suecos, fineses y daneses que no padecían fibrilación auricular. Y se los dividió en cinco grupos de acuerdo a la carga horaria que cada uno tenía en su trabajo: así, los conjuntos los componían quienes trabajaban menos de 35 horas; entre 35 y 40 horas (que se consideró como el tiempo ‘estándar’); de 41 a 48 horas, entre 49 y 54 horas y 55 o más horas a la semana.

Durante el periodo de seguimiento, se evidenció un total de 1.061 nuevos casos de fibrilación auricular, un equivalente a 12, 4 casos por cada mil voluntarios. Pero la cifra, al mismo tiempo, llegó a 17, 6 casos por cada mil participantes en el grupo de trabajadores que cumplían cargas laborales 55 horas o más: unos 4.487 individuos.

El descubrimiento más alarmante fue que nueve de cada diez casos descubiertos no tenían antecedentes de enfermedades cardíacas. “Estos resultados suponen una importante amenaza para las personas que ya tienen un alto riesgo global de enfermedad cardiovascular y tienen una edad avanzada. Para una persona joven y sana con solo unos pocos, o ninguno, de estos factores de riesgo, el incremento de la probabilidad de desarrollar fibrilación auricular es pequeño”, aseguró Kivimaki.

La especialista, agregó que si bien las enfermedades cardíacas muchas veces estuvieron asociadas a los factores de riesgo más comunes, en otros casos “aparecieron sin una causa obvia”. Por eso, remarcó la importancia de “tener en cuenta este estudio” para poder contemplar que las arritmias “no solo están ligadas a estos factores, sino a los turnos laborales que los trabajadores deben cumplir”.

 

Emergencias Prevención Salud: 0-800-4440-000
Atención al Afiliado: 0-810-888-0010

Whatsapp SF: +54 9 291 4029634

» Cotizador Seguro de Vida
» Cotizador Seguro de Salud