Visita nuestro archivo

En esta nueva etapa que toca transitar, donde muchos hemos tenido que abordar la metodología de trabajo denominada Home Office o Teletrabajo, seguramente se han visto modificadas algunas condiciones que eran habituales en nuestros puestos de trabajo. Hoy queremos acercarte una serie de recomendaciones para que puedas poner en práctica durante tu jornada laboral. Dichas  recomendaciones tienen como objetivo mejorar la eficiencia, seguridad y bienestar de todos los que desarrollamos tareas bajo esta modalidad.

Te contamos que en relación a la postura es importante que en la silla o asiento se coloque la cola lo más próxima al respaldo permitiendo apoyar la zona lumbar, sosteniendo la cabeza y el cuello alineados. También recomendamos mantener los antebrazos paralelos al piso , colocando los hombros abiertos y relajados. Por último, es importante apoyarse por completo en el respaldo y mantener los pies bien apoyados en el suelo y relajados.

Respecto a la altura del teclado recomendamos colocar las manos sobre dicho objeto con codos relajados al costado del cuerpo, con antebrazos paralelos al piso a 90° o 100° grados según si se flota o no es decir, si tu silla cuenta con apoya brazos o no. Tener en cuenta que se debe evitar mantener los hombros elevados así como también que la superficie de la mesa toque los muslos.

Será importante adquirir técnicas de tipeo para reducir la tensión en el cuello al no tener que mirar las teclas y  evitar así el movimiento repetitivo en cuello al  mirar hacia abajo y hacia arriba. Para reducir futuras lesiones se recomienda realizar tipeo más liviano con menor impacto en los dedos y menos tensión en las manos. Esto aumentará la velocidad del tipeo y eficiencia.

A la hora de utilizar el mouse, será importante realizar los movimientos desde el hombro, mantener muñecas rectas y dedos relajados. Usar el dedo entero para hacer click, no solo la yema. Evitar mantener la mano sobre el mouse permanentemente, a fin de disminuir la tensión muscular y el estrés de contacto. Estará bien usar atajos con dos manos y alternarlas. Para descansar será en posición neutral con pulgar hacia arriba, además de ajustar la sensibilidad y velocidad del mouse.

Respecto a la pantalla debemos ajustar el brillo y contraste, ya que puede variar durante el día y el reflejo puede ser mayor a mayor área del monitor. Un dato importante a tener en cuenta, es que la visión tiene gran influencia sobre la postura, por lo cual se recomienda realizar un control oftalmológico una vez al año.

Es importante que pongas en práctica algunos hábitos y comportamientos nuevos durante la jornada laboral, por eso te sugerimos cambiar de posición frecuentemente, generar movimiento, realizar pausas activas cambiando de postura, de posición sedeste a de pie, elongando tronco, brazos, manos y muñecas y pararte al menos durante unos segundos un 25% del tiempo  trabajado.

 

Fuente: https://www.fedpat.com.ar/