Visita nuestro archivo

A partir de la irrupción del coronavirus, ha cambiado el panorama laboral de muchas personas en todo el mundo. La obligatoriedad de cumplimentar una cuarentena modifica la forma en que debemos llevar adelante nuestra labor cotidiana.

Es  por ello que necesitás reordenar tu rutina laboral, ya que tu casa será tu nueva oficina a partir de ahora. Aquí te brindamos algunas herramientas  que podés aprovechar para optimizar los recursos que necesitás para lograr tus objetivos laborales.

Disciplina:

Es fundamental ser más organizados que lo habitual, ya que no es lo mismo desarrollar tareas en tu lugar de trabajo que en tu casa. Allí la delgada línea entre ocio y trabajo se puede romper.

Para ello es importante organizar horarios y establecer objetivos diarios. La procrastinación puede ser peligrosa si nos dejamos llevar por la ausencia de disciplina.

¿Cuál es el horario de tu mayor concentración?

Hay que reconocer cual es el momento del día en donde podés tener la mayor concentración para avanzar en tu trabajo.

Hacer entender a todos que estás trabajando:

Muchas veces nuestro entorno familiar cree que por estar todo el día en casa, te tenés que hacer cargo de todos los temas domésticos.

Para ello es importante el diálogo y lograr que tu familia comprenda que debes cumplir con tu trabajo primero, para luego si atender los asuntos vinculados al hogar.

Buscar un lugar de la casa tranquilo y sin ruidos

El trabajo es el trabajo y está primero que todo. Para que tu capacidad laboral no se vea alterada, es bueno dejar de lado toda fuente auditiva y visual que nos pueda desconcentrar. O sea: apagar la televisión, radio, reproductor de música y si es posible, dejar el celular en modo vibrar para no ser molestados.

Los equipos de trabajo se pueden condicionar con la distancia:

Es fundamental el compromiso de todos los integrantes del equipo de trabajo, ya que esta modalidad laboral a distancia, pone a prueba tanto las responsabilidades como la integración. Lo importante es saber lo que cada uno tiene que hacer y cumplir el rol de ser tu propio supervisor en todo momento.

 

Fuente: https://www.fedpat.com.ar/